¿Cómo ha sido el despegue del ethereum?
logo cambista online

Alberto Nishiyama

12 de Marzo de 2024

12 de Marzo de 2024

La subida del ethereum este año ha superado el 70%.

Aunque el Bitcoin captó toda la atención en las últimas semanas al alcanzar una cotización récord, otra criptomoneda de peso, el ether, vive también un ascenso fulgurante y dispone de argumentos propios para seguir subiendo.

Lanzado en 2015, el ether o ethereum es la segunda divisa digital en valor total, con un volumen equivalente a unos 460 mil millones de dólares.

Al igual que otras criptomonedas, como solana o dogecoin, se benefició de la autorización en Estados Unidos para lanzar ETF atados a criptos, a mediados de enero, explica James Butterfill, de la firma de inversiones CoinShares.

Los ETF son instrumentos de inversión bursátiles atados a la evolución de otros valores, en este caso el Bitcoin. Permiten a los inversores tratar de beneficiarse de las variaciones de la criptodivisa sin tener que comprarla directamente, y pueden vender sus tenencias en la bolsa en cualquier momento.

El lanzamiento de estos productos captó dinero que permitió al bitcóin llegar a nuevos máximos. El lunes, el Bitcoin alcanzó otro récord y superó los 72.000 dólares.

¿Ethereum superará al Bitcoin?

Más allá del ‘efecto ETF’, la criptomoneda imaginada por el programador ruso Vitaly Buterin tiene varios atributos, según especialistas.

Para Simon Peters, de la plataforma de intercambios de criptomonedas de eToro, el ethereum también se ve impulsado por la perspectiva de una puesta al día de la tecnología que sostiene esta criptodivisa, prevista para el miércoles.

Se trata de una etapa mayor en su historia, que debería mejorar las capacidades de tratamiento de transacciones en ether y bajar su costo, pero también facilitar el crecimiento de un ecosistema con múltiples aplicaciones.

«El Bitcoin permite reservar valor, mientras que el ethereum tiene más potencial de uso», explicó James Butterfill. Por ejemplo, es la cripto elegida para los NFT (token no fungibles), esos certificados de autenticidad digital que se volvieron populares hace tres años.